La droga digital: redes sociales

Chutes de dopamina instantáneos con redes sociales: esto no puede ser malo, ¿no?

Cuando envías mensajes a «amigos» en redes sociales, cuando recibes un «me gusta»... te sientes bien. Estas plataformas están diseñadas para que permanezcas el mayor tiempo posible en ellas, y así poder influirte políticamente, socialmente y que compres lo que sus anunciantes quieren.

Están tan bien diseñadas que crean adicción con un bucle de retroalimentación de dopamina. El tabaco, el alcohol, la cocaína y el juego también generan adicción, pero a diferencia de estas actividades, los jóvenes tienen ahora un facilísimo acceso a esta droga socialmente aceptada, en una etapa de su desarrollo en la que van a adquirir hábitos que les van a acompañar a lo largo de su vida.

Consecuencias: pierden habilidades sociales, no saben establecer amistades verdaderas, no saben enfrentarse a situaciones duras o estresantes, problemas oculares, dificultades en los estudios, etc. Es muy tentador refugiarse en el placer instantáneo de las redes sociales acercándose el móvil a la cara.

Comentarios